INSEGURIDAD EN EL BOSQUE. NUEVOS DATOS. Y no son buenos.

El día 26 se publicó en la web de la Entidad Urbanística, y por extensión en Facebook, una comunicación en la que se recogía la desagradable situación que estamos viviendo al ser uno de los objetivos, de lo que tiene todos los visos de ser una banda organizada en cuanto a robos.

La amabilidad y responsabilidad de una familia vecina de El Bosque, nos ha permitido tener conocimiento de unos lamentables hechos sucedidos días atrás y, obviamente sin citar dato alguno de estos vecinos (por un mínimo sentido de la discreción y del respeto), poder compartir con el resto de la Entidad lo que está sucediendo en estas fechas en nuestra Urbanización (y en Boadilla y en Pozuelo y…).

Los delincuentes que nos tienen en su punto de mira son profesionales por su modo de actuar. Ya no son los ladrones de bicicletas del pasado verano, y son distintos a los que se están ocupando de robar vehículos dentro de las parcelas. Estamos ante individuos que no tienen reparos en entrar en nuestras casas aunque estemos dentro. Aparentemente – ésto es simple prudencia – estamos ante individuos que saben perfectamente dónde y cuando quieren entrar. Estamos ante individuos que tienen perfectamente elaborado un plan de fuga. Estamos ante individuos que van perfectamente pertrechados para lograr su objetivo. Robarnos. Estamos ante individuos potencialmente peligrosos. Y ésto es un hecho, no una fantasía.

¿Porqué se puede afirmar sin miedo a faltar a la verdad?. por que es un hecho contrastado soportado por una denuncia, que los propios vecinos han compartido con la Administración de la Entidad de modo voluntario y solidario muy de agradecer, ante las autoridades (Guardia Civil) y ampliado por la amabilidad de nuestros convecinos en una conversación personal.

A ésto se refiere la observación recogida en el párrafo publicado el día 26 en este mismo medio. Aunque no haya ninguna relación entre este más que lamentable incidente con otros que han circulado y seguirán circulando, antes de publicar hay que contrastar y máxime en cuestiones de seguridad. Alarmar no conduce a otra cosa que la crispación y el pánico. Informar con datos reales y contrastados es lo único que cabe institucionalmente. Y así va a seguir siendo. Un intento de robo fallido es un intento de robo fallido. Un robo es un robo.

Y de éstos últimos hemos sufrido CUATRO entre los días 22 y 26. Son cifras muy preocupantes y que nos llevan muy atrás en el tiempo. Estamos hablando de robos (con o sin botín), no de intentos frustrados sin llegar a acceder a propiedades. Tres de ellos el mismo día y, presumiblemente (ésto último no está ni mucho menos demostrado) por la misma banda. Son los datos que conocemos. Reiteramos que tanto Guardia Civil como Policía Local no tienen porque hacer públicos datos que pueden afectar a su operativa y, lógicamente, no lo hacen.

Está de más reiterar que debemos extremar las precauciones. Cada cual según su criterio y opinión.

Está de más reiterar que desde la Entidad se está requiriendo una reacción contundente a nuestro Ayuntamiento. Necesitamos una mucho mayor presencia de Policía Local en nuestras calles. Y la necesitamos YA!!.

Está de más reiterar que los hechos, obviamente por lo antedicho, están en conocimiento de la Guardia Civil.

No está de más dar traslado de que se ha reforzado la Seguridad Privada de modo inmediato.

Creemos que no está de más reiterar algunas de las medidas precautorias aconsejadas por los profesionales de la seguridad.

  • No abra jamás la puerta a alguien que no conozca o se identifique debidamente. Desconfíe de las “inspecciones rutinarias”.
  • De traslado a las patrullas de seguridad privada ( o si lo prefiere a Policía Local ó Guardia Civil) de cualquier situación que le parezca extraña, de cualquier coche que “no le cuadre”, de cualquier individuo o grupo de individuos que le resulten “fuera de lugar”. Las “parejitas” dentro de un coche pueden no estar ocupándose de lo que parece evidente. Puede ser un modo de espiarnos.
  • Desconfíe de las llamadas telefónicas “erróneas” y de las llamadas a su puerta “erróneas”
  • Conecte SIEMPRE el sistema de seguridad, aunque sea para “un ratito”
  • Una alarma interior no avisa de que va usted a ser asaltado, sino de que YA le están asaltando
  • Un sistema de alarma sin conexión a una CRA (central receptora de alarmas), sólo vale para asustar a no profesionales y hacer ruido. Para nada más en edificaciones como las nuestras.
  • Un inhibidor de frecuencias es muy barato y fácil de adquirir. 
  • Procure transmitir a sus vecinos esta idea de colaboración. Meter miedo lleva a pocos sitios, ser cautos tiene mas recorrido.
  • No deje las llaves dentro del coche aunque esté en su parcela. Ni el mando del garaje. Mucho menos el de su sistema de seguridad.
  • No está de más “desparramar la mirada” antes de abrir la puerta del garaje y desde dentro del coche.
  • Tampoco está de más no bajarse del vehículo hasta que no estén totalmente cerradas las puertas de su parcela. E incluso de su garaje.
  • Nunca pasa nada hasta que pasa. Y, por desgracia, ya está pasando.
  • La gente con pasamontañas que solo dejan ver los ojos, no suelen ser “misioneros”. A riesgo de meter la pata, es preferible que seguridad moleste a una persona normal con un pasamontañas a encontrase un delincuente en el jardín de casa ataviado de esa guisa. Pero ésto, como todo, cada cual tiene su propia vara de medir.

Agradecer, una vez más, a los vecinos citados al principio y de quien obviamente no vamos a desvelar dato alguno su coherencia, amabilidad y responsabilidad por compartir una experiencia tan desagradable con la comunidad. Quizá a alguien le pueda servir.

Unidos somos mas fuertes. Unidos estamos más seguros.

Gracias

Vocalía de Comunicación

 

Deja un comentario