…… llegó el curso escolar…….. y los niños quieren jugar……..

El pasado 23 de Julio se trasladó escrito a nuestro Ayuntamiento reclamando su atención sobre el deficiente estado de conservación de los, por otra parte escasos, parques infantiles ubicados en nuestra Urbanización así como sobre la aparentemente escasa custodia sobre los mismos al encontrar, con cierta frecuencia, evidencias de su uso por “niños mayores” con una cierta laxitud en el respeto hacia los demás.

La respuesta de nuestro Concejal de Relaciones con las Entidades y de la Concejala de Medio Ambiente fué inmediata, girando visita personalmente, escasos días después a los parques y actuando de inmediato. Fueron reparadas las averías menores que no requerían de mayor trámite que la eficacia, se cerró aquel parque que suponía un riesgo cierto de accidente para los pequeños y…. se tomaron decisiones.

Ésto que antecede ya fué publicado en estas páginas expresando nuestra aprobación y agradecimiento ante tal respuesta. Inaudita en un pasado reciente. Gracias otra vez.

En la, hasta ahora, única reunión de trabajo celebrada con nuestros concejales se nos dió traslado (y publicado está) de la decisión de dar un impulso a algo tan necesario como lo que nos ocupa, máxime cuando (afortunadamente) la llegada de parejas jóvenes con niños pequeños a nuestra Urbanización requiere de una respuesta pronta. Todo quedó pendiente del protocolo técnico de mejora que requiere, y ésto es absolutamente lógico, de la existencia de un proyecto de ejecución firmado por un técnico municipal que en el mes de Agosto, y ésto es también absolutamente lógico, se encontraba disfrutando de sus vacaciones.

Todo, pues, discurre dentro de plazos y tiempos razonables, pero……ha llegado el curso y la realidad atropella, de algún modo, el normal discurrir de la cuestión. Los niños tienen que jugar con otros niños. Aquí o en otro lugar. Las madres y padres de los más pequeños no pueden explicarle al niño que no hay columpio por que no hay proyecto. Y que si no hay columpio….tendrá que tener amiguitos en ¿Boadilla?.

Sin restar un ápice de valor y reconocimiento a la pronta respuesta dada en su momento por la Corporación actual. Sin la menor intención de apremiar a nuestros concejales. Sin la menor crítica destructiva que atropelle la razón, pero desde la empatía con esas madres y padres y la obligación, libremente adquirida, de defender los intereses y necesidades de nuestros convecinos, a quien representamos, solicitamos de nuestro Ayuntamiento acelere, en la mayor medida posible y sin atropellar la razón, los trámites necesarios para cerrar con tanta eficacia como abrieron el asunto que nos ocupa.

Los “coles” y guarderías han empezado.

Agradecemos anticipadamente el interés con que, a buen seguro, atenderán esta petición.

 

Vocalía de Comunicación