Próxima exposición: “Pinceles Manos Pies I Proceso Creativo I El Camino Proveerá”.

Próxima inauguración de la  exposición,  “Pinceles Manos Pies I Proceso Creativo I El Camino Proveerá”, el  viernes 3 de noviembre de 19 a 21 horas:  pintura, fotografía, video, música por Fernando Blanco y Borja Manzano y cóctel en el Coliseo de la Cultura, en Villaviciosa de Odón, Madrid.

Ubicación: https://goo.gl/maps/gcH8P3DZUmp

Av. Príncipe de Asturias, 163, 28670 Villaviciosa de Odón, Madrid

Los que no podáis asistir a la inauguración, podréis seguir visitando la exposición hasta el viernes 24 de noviembre.

Sobre la exposición:

Pinceles Manos Pies I Proceso Creativo I El Camino Proveerá

PMP camina hacia el encuentro con el campo unificado.

El motor de nuestra sociedad es el consumo. Un motor que no para y que no nos lleva a dirección alguna. Vivimos inmersos en un mundo de consumo de plástico.

Las pantallas de smartphones, tablets, ordenadores, televisores… nutren nuestro día a día audiovisual. Difunden un mensaje, generan una falsa realidad en nuestras retinas, y nos movemos a su alrededor, por comodidad y apego.

Todo un mundo de plástico que abrazamos y convertimos en objeto de deseo: alimentación de plástico, relaciones de plástico,  política de plástico, información de plástico, ideologías de plástico… El Ego es la única parte de todo nuestro ser, que se retroalimenta de este consumo de plástico.

Las pinturas de la serie: “Pinceles Manos Pies” indagan en este planteamiento. La obra es el resultado de este proceso creativo en el que la muerte del ego y el autodescubrimiento caminan juntos hacia un final feliz: La toma de la consciencia.

Practicando la meditación, sumergiéndonos en una búsqueda profunda de verdad, en blanco y negro, o en color, perdemos el miedo. La Intravagancia, el aprendizaje interior, brilla por sí sola y se refleja en todo lo que nos rodea. Ya sea con deep techno, ya sea con reggae, descubrimos que la vida en la dicha, está aquí y ahora.

En esta pintura imperfeccionista, el azar es protagonista.

A través de impactos de cuerpos, golpes de color, manos, pies… la obra gana vida de forma natural; orgánica. Como una semilla a la que no podemos preguntar que va a ser al crecer, la pintura echa raíces, gana forma y da su fruto compartiendo su luz propia.

Reciente muerte que merece ser homenajeada, el Ego, toma forma de pincel y aparece como elemento común de la serie. Herramienta que pasa a ser obra. Un ornamento que recuerda que tras la obra existe un autor: El Camino. Cone&COMPANY.